Contacta con Nosotros

Rellena el siguiente formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo en el plazo más breve posible.
Muchas gracias.
Más información en el 950 21 71 71




Solicita tu cita para valoración de Cirugía

  • Corrección de Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo
  • Corrección de Vista Cansada
  • Corrección de Cataratas

Catarata: Primera Causa de Ceguera Evitable en el Mundo

La Ceguera por Cataratas afecta a millones de personas en todo el mundo y sigue siendo la principal causa de ceguera evitable. A pesar del uso generalizado de la Facoemulsificación en el mundo desarrollado, aproximadamente 20 millones de personas son ciegas debido a Cataratas bilaterales, principalmente en el tercer mundo (1).

Según la definición de la OMS, la Ceguera Legal es la agudeza visual menor de 20/400 (0,05) en el mejor ojo con la mejor corrección óptica posible.

Los últimos estudios han encontrado que el número de ciegos debido a la Catarata en todo el Mundo pasó de 12,3 millones en 1990 a 20 millones en 2010. La mayor prevalencia de ceguera estandarizada por edad en adultos mayores de 50 años se encuentra en el África subsahariana, con una tasa en torno al 6,0%.

Referencia: (1) The global state of cataract blindness. Lee, Cameron M.; Afshari, Natalie A. Current Opinion in Ophthalmology. 28(1):98-103, January 2017.

The_State_of_Worlds_Eyesight-preview_web

¿Por qué Qvision?

1. Sin Listas de Espera

En Qvision, puede ser intervenido de Cirugía de Cataratas en un plazo muy breve de tiempo. Tras la realización de un Estudio Personalizado con el objetivo de realizar una adecuada Selección del Paciente y de la Lente Intraocular Multifocal a implantar.

2. Cirujano Experto Internacional

Nuestro especialista en Cirugía de Cataratas, el Dr. Joaquín Fernández posee una amplia experiencia quirúrgica, con un volumen de más de 1500 cirugías anuales

3. Cirugía Ambulatoria, Recuperación Precoz

La Cirugía de Catarata es una intervención quirúrgica que se realiza de forma ambulatoria, no requiere hospitalización y gracias a los avances tecnológicos nos permiten trabajar a través de incisioes muy pequeñas, lo que redunda en una recuperación muy rápida a las actividades cotidianas.

4. Cirugía Bilateral, asistida por Láser Femtosegundo

En Qvision, podemos realizarte la Cirugía de la Catarata de forma Bilateral, permitiendo un proceso más rápido. Además el procedimiento puede ser asistido por Láser de Femtosegundo, que automatiza varias fases de la cirugía (Incisiones, Capsulorexis, Fragmentación del Cristalino).

5. Lentes Multifocales

En Qvision, somos especialistas en el Implante de Lentes Intraoculares Multifocales, que tras la intervención permiten una disminución de la dependencia de uso de gafas a todas las distancias.

Cirugía de Catarata: SEGURIDAD frente al COVID-19

En Qvision, hemos desarrollado un Plan de Acción frente al COVID-19, implementando los mayores Niveles de Seguridad para Pacientes y Acompañantes, recomendados por las Sociedades Científicas Internacionales, en todo el Proceso Asistencial

termometro-infrarrojo-ir-sin-contacto-medicion-de-temperatura-de-la-frenteno-se-puede-enviar-a-baleares-P-8585050-18419352_1

CONTROL DE ACCESOS

Previo al acceso a nuestras instalaciones, se ha incluido un Control de Acceso, nuestro Responsable de Experiencia de Paciente, realizará un Cuestionario de Seguridad además de una toma de temperatura para evitar el acceso a personas con sintomatología compatible con la enfermedad COVID-19

Captura de pantalla 2020-04-24 a las 18.55.34

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD

Para una mayor Seguridad de nuestros Pacientes y Personal Sanitario, será indispensable estar equipado con los EPIs (Equipos de Protección Individual) correspondientes que las Sociedades Científicas Internacionales han recomendado. Además las instalaciones constan de un conjunto de Mamparas se Seguridad y un protocolo específico de limpieza y desinfección de todas las superficies.

144410196-social-distancing-2-meters-icon-vector-image

DISTANCIA DE SEGURIDAD

El Proceso de Agendación de los Pacientes ha sido customizado para que no se supere el aforo de las salas de espera, lo que permitirá un correcto Distanciamiento de Seguridad entre los Pacientes.

Captura de pantalla 2020-02-06 a las 12.00.42

QUIRÓFANO EN ENTORNO HOSPITALARIO

Nuestras Instalaciones están ubicadas en un Entorno Hospitalario, lo que garantiza los Mayores Estándares de Seguridad en todos los Procesos Asistenciales, tanto en Consulta como en Quirófano

icono estudio

Estudio Previo

Un reciente meta-análisis  (estudio con el mayor grado de evidencia científica) (1), dirigido específicamente a investigar la eficacia comparativa de diferentes intervenciones para el control de la progresión de la miopía mostró que la Atropina en diferentes dosis: alta (1%, 0,5 %), moderada (0,1%) y baja (0,01%) mostraron efectos significativos en el control de la progresión miópica.

Varios de los ensayos clínicos utilizados en el meta-análisis (1) tenían una gran heterogeneidad entre los estudios, pero su eliminación solo introdujo efectos menos pronunciados de la mayoría de las intervenciones, sin un cambio significativo en los resultados, y no encontraron ninguna inconsistencia estadísticamente significativa. Esto implica que los resultados obtenidos son bastante confiables.

Estudios anteriores sugieren también que los tratamientos farmacológicos (especialmente la atropina) mostraron la mayor eficacia (2) en el control miópico.

El mecanismo de acción que causa la atropina para el control miópico no está todavía claro, estudios anteriores han sugerido que esto puede deberse a los efectos de la atropina en la acomodación del cristalino, mientras que estudios posteriores han demostrado que los efectos de la atropina en la miopía se producen a través de una vía no adaptativa en la retina o en la esclerótica (3,4).

Sin embargo, los efectos secundarios inevitables de dosis más altas de atropina (deslumbramiento, fotofobia, visión borrosa cercana…) y el fenómeno de efecto rebote después de suspender el tratamiento han restringido su uso clínico generalizado (5,6). Parece haber una sensibilidad diferencial dependiente de la dosis al impacto de la atropina en la progresión de la miopía, el tamaño de la pupila y la acomodación. La atropina en dosis bajas (0.01%) sigue siendo una de las intervenciones más efectivas identificadas y se ha encontrado que induce síntomas clínicos mínimos (7). Además, esta dosis más baja no muestra el mismo efecto de rebote que se ha visto en dosis más altas. Esto hace que la atropina 0,01% sea un tratamiento de elección en el uso para el control de la progresión de la miopía.

Alternativamente, a la atropina, se ha estudiado también el uso de pirenzepina, un agente antimuscarínico selectivo. La pirenzepina produce menos dilatación pupilar y menos parálisis acomodativa, pero los efectos son más moderados en el control de la miopía (8,9). De hecho, hay mucha menos evidencia científica con respecto a este fármaco; por lo tanto, se requieren ensayos adicionales con tamaños de muestra más grandes para confirmar su efecto.

proceso quirurgico

Procedimiento Quirúrgico

Un reciente meta-análisis  (estudio con el mayor grado de evidencia científica) (1), dirigido específicamente a investigar la eficacia comparativa de diferentes intervenciones para el control de la progresión de la miopía mostró que la Atropina en diferentes dosis: alta (1%, 0,5 %), moderada (0,1%) y baja (0,01%) mostraron efectos significativos en el control de la progresión miópica.

Varios de los ensayos clínicos utilizados en el meta-análisis (1) tenían una gran heterogeneidad entre los estudios, pero su eliminación solo introdujo efectos menos pronunciados de la mayoría de las intervenciones, sin un cambio significativo en los resultados, y no encontraron ninguna inconsistencia estadísticamente significativa. Esto implica que los resultados obtenidos son bastante confiables.

Estudios anteriores sugieren también que los tratamientos farmacológicos (especialmente la atropina) mostraron la mayor eficacia (2) en el control miópico.

El mecanismo de acción que causa la atropina para el control miópico no está todavía claro, estudios anteriores han sugerido que esto puede deberse a los efectos de la atropina en la acomodación del cristalino, mientras que estudios posteriores han demostrado que los efectos de la atropina en la miopía se producen a través de una vía no adaptativa en la retina o en la esclerótica (3,4).

Sin embargo, los efectos secundarios inevitables de dosis más altas de atropina (deslumbramiento, fotofobia, visión borrosa cercana…) y el fenómeno de efecto rebote después de suspender el tratamiento han restringido su uso clínico generalizado (5,6). Parece haber una sensibilidad diferencial dependiente de la dosis al impacto de la atropina en la progresión de la miopía, el tamaño de la pupila y la acomodación. La atropina en dosis bajas (0.01%) sigue siendo una de las intervenciones más efectivas identificadas y se ha encontrado que induce síntomas clínicos mínimos (7). Además, esta dosis más baja no muestra el mismo efecto de rebote que se ha visto en dosis más altas. Esto hace que la atropina 0,01% sea un tratamiento de elección en el uso para el control de la progresión de la miopía.

Alternativamente, a la atropina, se ha estudiado también el uso de pirenzepina, un agente antimuscarínico selectivo. La pirenzepina produce menos dilatación pupilar y menos parálisis acomodativa, pero los efectos son más moderados en el control de la miopía (8,9). De hecho, hay mucha menos evidencia científica con respecto a este fármaco; por lo tanto, se requieren ensayos adicionales con tamaños de muestra más grandes para confirmar su efecto.

ingenieria

Ingeniería de Procesos

Un reciente meta-análisis  (estudio con el mayor grado de evidencia científica) (1), dirigido específicamente a investigar la eficacia comparativa de diferentes intervenciones para el control de la progresión de la miopía mostró que la Atropina en diferentes dosis: alta (1%, 0,5 %), moderada (0,1%) y baja (0,01%) mostraron efectos significativos en el control de la progresión miópica.

Varios de los ensayos clínicos utilizados en el meta-análisis (1) tenían una gran heterogeneidad entre los estudios, pero su eliminación solo introdujo efectos menos pronunciados de la mayoría de las intervenciones, sin un cambio significativo en los resultados, y no encontraron ninguna inconsistencia estadísticamente significativa. Esto implica que los resultados obtenidos son bastante confiables.

Estudios anteriores sugieren también que los tratamientos farmacológicos (especialmente la atropina) mostraron la mayor eficacia (2) en el control miópico.

El mecanismo de acción que causa la atropina para el control miópico no está todavía claro, estudios anteriores han sugerido que esto puede deberse a los efectos de la atropina en la acomodación del cristalino, mientras que estudios posteriores han demostrado que los efectos de la atropina en la miopía se producen a través de una vía no adaptativa en la retina o en la esclerótica (3,4).

Sin embargo, los efectos secundarios inevitables de dosis más altas de atropina (deslumbramiento, fotofobia, visión borrosa cercana…) y el fenómeno de efecto rebote después de suspender el tratamiento han restringido su uso clínico generalizado (5,6). Parece haber una sensibilidad diferencial dependiente de la dosis al impacto de la atropina en la progresión de la miopía, el tamaño de la pupila y la acomodación. La atropina en dosis bajas (0.01%) sigue siendo una de las intervenciones más efectivas identificadas y se ha encontrado que induce síntomas clínicos mínimos (7). Además, esta dosis más baja no muestra el mismo efecto de rebote que se ha visto en dosis más altas. Esto hace que la atropina 0,01% sea un tratamiento de elección en el uso para el control de la progresión de la miopía.

Alternativamente, a la atropina, se ha estudiado también el uso de pirenzepina, un agente antimuscarínico selectivo. La pirenzepina produce menos dilatación pupilar y menos parálisis acomodativa, pero los efectos son más moderados en el control de la miopía (8,9). De hecho, hay mucha menos evidencia científica con respecto a este fármaco; por lo tanto, se requieren ensayos adicionales con tamaños de muestra más grandes para confirmar su efecto.

Últimas Noticias COVID-19