Contacta con Nosotros

Rellena el siguiente formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo en el plazo más breve posible.
Muchas gracias.
Más información en el 950 21 71 71




Solicita tu cita para valoración de Cirugía

  • Corrección de Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo
  • Corrección de Vista Cansada
  • Corrección de Cataratas

CONTACTOLOGÍA

Especialidad de la Optometría en constante evolución.

La adaptación de una lente de contacto debe ser muy customizada para cada paciente, debido a la multitud de materiales, curvaturas, aberraciones, etc.. por tanto debe de ponerse en manos de un contactólogo especializado. El mayor factor de riesgo de patologías corneales (infecciones, úlceras, erosiones) son unas lentes de contacto mal adaptadas, por esto es muy importante el seguimiento periódico de los pacientes usuarios de lentes de contacto por parte del contactólogo y del oftalmólogo especialista en córnea. Tipos de lentes de contacto:

  • Lentes de Contacto Blandas: Este tipo de lentes de contacto han evolucionado mucho en los últimos años con la incorporación de nuevos materiales como el Hidrogel de silicona, el cual proporciona mayor DK.
  • Lentes de Contacto Rígidas Gas Permeable: Este tipo de lentes de contacto también ofrecen un alto paso de oxígeno, aunque el porte de las mismas al principio puede ser algo más molesto, para la salud ocular tienen otras ventajas respecto a las lentes blandas.
  • Lentes de Contacto Híbridas: Este tipo de lentes de contacto es una unión de dos materiales, uno blando en la zona periférica de la lente y otro rígido (RGP) en la zona central. Ofrecen las ventajas de las lentes RGP y una mayor comodidad de uso.
DOO. Javier Martínez Contactología

Adaptaciones especiales

Queratocono. Esta patología de la córnea, se caracteriza por un protrusión de la misma, la cual crea un astigmatismo irregular que provoca una disminución de la agudeza visual no mejorable con gafas ni con lentes de contacto tradicionales. Es necesaria la adaptación mediante topografía de cara anterior y posterior de lentes de contacto RGP de geometría customizada.

Post – Queratoplastia. Tras realizarse un transplante de córnea, puede quedar un astigmatismo corneal elevado que provoca disminución de agudeza visual. Por este motivo, una adaptación de lente de contacto especial puede ayudar a alcanzar una mejor visión.

Adaptaciones especiales

Lentes de contacto Pediátricas. En ciertas ocasiones algunos pacientes pediátricos requieren de adaptación de lentes de contacto debido a fuertes ambliopías (ojo vago), anisometropías (defectos de graduación muy diferentes de un ojo a otro), afaquía (ausencia de cristalino), astigmatismo elevado, etc.

Terapia nocturna. La ortoqueratología es una adaptación especial de lentes de contacto, que tiene como objetivo aplanar la superficie corneal mediante el uso nocturno de unas lentes de geometría inversa . De esta forma se consigue corregir un amplio rango de miopías pudiendo prescindir del uso de gafas y lentes de contacto durante el día.

Para estar informado…

Últimos Blogs Contactología

Ranking Mundial de Expertos en Lentes Intraoculares Multifocales

 

 

Nuestro especialista en Cirugía Refractiva, Presbicia y Cataratas, el Dr. Joaquín Fernández, ha sido designado 6º Experto Mundial en Lentes Intraoculares Multifocales para Cirugía de Presbicia y Cataratas, por el portal USA especializado en Rankings Sanitarios, Expertscape.com

¿Qué criterios sigue Expertscape para realizar este Ranking?

La realización de este Ranking de Expertos por el portal Estadounidense se realiza de una forma objetiva, siguiendo los siguientes criterios:

  • Realiza una búsqueda exhaustiva en PubMed (Base de Datos donde se indexan todas las revistas médicas especializadas) para encontrar todos los artículos científicos publicados sobre cada especialidad en los últimos diez años.
  • Asigna una puntuación a cada artículo científico, según el año de publicación, el tipo de artículo y la revista en la que se publicó (puntuando en mayor medida las revistas con mayor factor de impacto).
  • Determina una puntuación a cada autor del artículo en función de la autoría o de la colaboración en el mismo (el primer autor puntúa más que el segundo autor y así sucesivamente).

Puedes consultar aquí el Ranking de Expertos Mundiales en Lentes Intraoculares Multifocales.

Puedes consultar aquí los Criterios que utiliza Expertscape para la realización de este Ranking

Transmisión del COVID-19 a través de Fluidos Oculares y Recomendaciones a Pacientes y Médicos-Oftalmólogos

Autor: Dr. Joaquín Fernández.

Conceptos Clave

  • La Evidencia hasta el momento es que las secreciones conjuntivales y las lágrimas de pacientes con infección por COVID-19 pueden contener ARN del virus.
  • Menos del 1% de los Pacientes con la infección tienen Conjuntivitis, pero éstos pueden presentar un riesgo mayor que aquellos que no tienen síntomas oculares.
  • Los Profesionales de la Salud deben asumir que los fluidos oculares de todos los Pacientes son potencialmente infecciosos.
  • Los Profesionales de la Salud deben usar protección ocular al tratar con Pacientes que tienen o pueden tener COVID-19.
  • Las Sociedades Científicas Nacionales e Internacionales han recomendado a los Médicos-Oftalmólogos que se cancele toda la Actividad Asistencial que no sea urgente.

La muerte del oftalmólogo chino Li Wenliang en Wuhan generó muchas preocupaciones en la Comunidad Sanitaria, una de ellas era la posibilidad de que el Coronavirus β que causa COVID-19, SARS-CoV-2 (también llamado 2019-nCoV) pueda afectar los ojos, causando conjuntivitis e igualmente el potencial que tiene el virus para transmitirse a través de fluidos oculares. (1)

El Coronavirus es un virus de ARN monocatenario encapsulado que tiene una glucoproteína espiga (2), que interactúa con un dominio de unión al receptor. El receptor es la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2) (3), que se expresa en las membranas de muchas células del cuerpo, incluidas las vías respiratorias, renales e intestinales y en las células cardíacas e inmunes. (4) El SARS-CoV-2 se ha detectado en sangre, esputo, orina, heces y secreciones respiratorias de pacientes infectados. (5) La enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2) se ha encontrado en el humor acuoso y en la retina, pero no en epitelios conjuntivales o corneales. (6) El Coronavirus, unido a su receptor en la superficie celular, se penetra en la célula por endocitosis, se replica y se libera para infectar más células. La infección puede conducir a una desregulación de las citocinas, que es responsable de la enfermedad respiratoria aguda potencialmente mortal.

Los virus que causan enfermedades respiratorias también pueden causar complicaciones oculares en individuos infectados y pueden generar infecciones respiratorias tras la exposición ocular. (7)

Se ha informado que algunos Coronavirus pueden causar Conjuntivitis en humanos. (8) Sin embargo, el dominio de unión al receptor no es el mismo para todos los Coronavirus, por lo que esto proporciona Evidencia insuficiente para demostrar que el SARS-CoV-2 sea transmisible a través de la conjuntiva. SARS-CoV-1 (anteriormente SARS-CoV) se une a la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2) y parece infectar líneas celulares similares in vitro. (3) Como los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2) no se han demostrado en la conjuntiva o la córnea, la transmisión de la propagación de gotas puede ocurrir cuando las partículas virales en las lágrimas se drenan a través del conducto nasolagrimal hacia el tracto respiratorio. (9)

SARS-CoV-1

El virus del SARS-CoV-1 no se detectó mediante la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) ni se aisló mediante cultivo viral a partir de raspados conjuntivales obtenidos de 20 pacientes con infección por SARS-CoV-1 durante el brote de Hong Kong en 2003. (10) Por otro lado, las muestras de lágrimas fueron positivas para ARN viral durante los primeros 9 días de su enfermedad en tres de 36 pacientes con infección por SARS-CoV-1 en Singapur. (11)

SARS-CoV-2

Un estudio realizado con muestras tomadas con hisopos conjuntivales de Pacientes con COVID-19 pero sin síntomas oculares arrojó un resultado positivo claro para el ARN viral y 2 resultados probablemente positivos. (12)
En 31 pacientes con infección por SARS-CoV-2, 9 de los cuales se vieron gravemente afectados, muestras de lágrimas y las secreciones conjuntivales dieron resultados positivos por RT-PCR en un solo Paciente, que tenía conjuntivitis. (13) También ha habido reporte de un médico que había atendido a Pacientes con COVID-19 y que desarrolló conjuntivitis «varios días antes del inicio de la neumonía”. (14) La Misión Conjunta OMS-China sobre COVID-19 estimó la incidencia de hiperemia conjuntival en 0.8%, según un estudio en 55.924 casos confirmados por laboratorio.

Otros Coronavirus

HCoV-NL63, el Coronavirus de New Haven, se identificó por primera vez en un bebé con bronquiolitis y conjuntivitis (15) y luego en 3 niños con conjuntivitis asociada con infecciones del tracto respiratorio HCoV-NL63. (16) Sin embargo, los informes clínicos sugieren una baja incidencia de Conjuntivitis con otros Coronavirus. Por ejemplo, se registró en 6 de 261 casos de infección (2%) con Coronavirus del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV). (17)

Recomendaciones para Médicos-Oftalmólogos de Sociedades Internacionales y Literatura Científica: 

«En Wuhan, los ORLs y Oftalmólogos se infectaron a tasas más altas que sus colegas en los mismos hospitales”, según Du Bin, director de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Universidad Médica de Pekín. (18)

La proximidad a la que pueden llegar a estar los Oftalmólogos y sus Pacientes en las exploraciones ha generado preocupación, ya que corren el riesgo de infección a través de la transmisión por gotas. Para los Pacientes asintomáticos sin factores de riesgo, la Academia Estadounidense de Oftalmólogos (AAO) y el Royal College of Ophthalmologists (RCOphth) del Reino Unido recomiendan medidas genéricas para proteger a los Oftalmólogos de la infección, que incluyen prácticas escrupulosas de desinfección, protectores plásticos protectores para el aliento con lámpara de hendidura, reduciendo o eliminando las conversaciones con el Paciente durante el examen con lámpara de hendidura, limitando el tiempo que pasa con el Paciente en la lámpara de hendidura y considerar si ciertas exploraciones oftalmológicas serían críticas para el proceso de toma de decisiones.

Ambas Organizaciones han recomendado que se cancelen los tratamientos no urgentes. La American Academy of Ophthalmology recomienda encarecidamente que todos los oftalmólogos solo brinden atención urgente o de emergencia. Esto incluye tanto la atención en el consultorio como la atención quirúrgica. La Academia reconoce que la «urgencia» está determinada por el criterio del médico y siempre debe tener en cuenta las circunstancias médicas y sociales de cada Paciente y llega expresar en el documento que “cada uno de nosotros tiene la responsabilidad social de no funcionar como un vector de una enfermedad potencialmente mortal y para la cual no existe actualmente un tratamiento o vacuna ampliamente disponible”. (19)

Al respecto la American Academy of Ophthalmology ha elaborado un listado de procedimientos quirúrgicos urgentes y emergentes que los Médicos- Oftalmólogos más frecuentemente suele realizar junto con las indicaciones potenciales, una vez consensuadas con las principales sociedades científicas de las subespecialidades oftalmológicas. (ANEXO 1)

En literatura científica han aparecido una editorial (20) y 2 cartas al editor de Journal (14, 21) donde se hace hincapié en que los Oftalmólogos debieran prestar una especial atención a las medidas preventivas de la transmisión recomendadas que incluyen una estricta higiene de manos y utilizar protección de las mucosas expuestas, incluyendo el uso de gafas o máscaras faciales.

Recientemente ha sido publicado un artículo donde los autores sugieren un bajo riesgo de transmisión ocular. En él se recogieron 64 muestras de lágrimas de 17 pacientes con COVID-19 entre el día 3 y el día 20 a partir de los síntomas iniciales y ni el cultivo viral ni la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR) detectaron el virus. (22)

Recomendaciones para Médicos-Oftalmólogos de Sociedades Nacionales: 

Ante la Pandemia por COVID-19 las Sociedades Oftalmológicas Españolas (Sociedad Española de Oftalmología, Retina y Vítreo, Cirugía Ocular implanto-Refractiva, Glaucoma, Contactología, Estrabismo y Pediátrica, Cirugía Plástica Ocular y Órbita, Superficie Ocular y Córnea, Inflamación Ocular, Baja Visión y ErgoOftalmología) emitieron un comunicado conjunto sobre Recomendaciones a Médicos-Oftalmólogos sobre la Atención Asistencial en materia de Salud Visual durante el Estado de Alarma Nacional. (23)

A) RECOMENDACIONES SOBRE ACTIVIDAD ASISTENCIAL ORDINARIA: 

1. Toda la actividad NO URGENTE debe ser demorada. Siempre que sea posible, se favorecerá la consulta no presencial telemática (teléfono, etc.), y se reprogramarán mediante llamadas realizadas a los Pacientes cuando sea posible hacerlo de forma segura tras la primera fase de la crisis . Deben considerase cuidadosamente el balance entre riesgo/beneficio tanto sistémico como oftalmológico para el paciente en todos los casos. Tienen especial relevancia las consultas telefónicas en niños, ante la ansiedad que la situación actual puede generar en los padres, pudiendo evitarse de esta forma visitas innecesarias a urgencias.

2. Solamente se mantendrán:

a. Consultas urgentes y revisiones de las urgentes.

b. Primeras y segundas intervenciones quirúrgicas urgentes.

c. Consultas de inyecciones intravítreas urgentes o no demorables, revisando los perfiles de las agendas y con contacto telefónico para valorar individualmente cada caso (p.ej. ojos únicos, DMAE en régimen Treat & Extend en intervalos 4 semanas, pacientes en dosis de carga, etc.).

d. Pacientes con glaucoma: En los casos con tendencia a progresión constatada o con daño más grave, un incremento del tratamiento antiglaucomatoso durante este periodo podría ser éticamente razonable hasta que pueda realizarse un examen oftalmológico adecuado. La prescripción electrónica a distancia es una herramienta fundamental para cualquier cambio de tratamiento. La anamnesis telefónica nos permitiría detectar posibles intolerancias al tratamiento y realizar el cambio terapéutico más oportuno.

3. Colocar posters informativos en la sala de espera con las medidas higiénicas recomendadas por Salud Laboral o el Ministerio; y recordatorios de que si presentan síntomas respiratorios o fiebre no se queden en la sala de espera. Aprovechar los paneles televisivos para pasar esta información.

4. Extremar la limpieza en todas la consulta y salas de espera (incluyendo pomos y manecillas de las puertas, área administrativa, mostradores, teléfonos…).

5. Los Pacientes entrarán en la consulta preferentemente SOLOS. En circunstancias excepcionales serán acompañados máximo por una Persona.

6. Colocar mascarillas quirúrgicas a TODOS los Pacientes y dispensadores de geles de hidroalcohol en la sala de espera. En el caso de niños advertir a los padres para que traten de aguantar la mascarilla durante toda la exploración.

7. Lavado de manos de Paciente y familiar con geles hidroalcohólicos a la entrada y salida de la consulta.

8. Utilización de mascarilla (N-95, FFP2, FFP3), guantes y gafas protectoras durante la exploración.

9. Lavado de manos con agua y jabón o hidroalcohol antes y después de cada Paciente.

10. Limpiar con las soluciones antisépticas habitualmente utilizadas para desinfección, mentoneras y apoyafrentes de lámpara hendidura y restantes equipos de exploración, así como palancas de mando y pulsadores, antes y después de cada Paciente.

11. Recomendación de suspender TODA la actividad quirúrgica ordinaria. Únicamente se intervendrá patología urgente no prorrogable que se asocie con pérdida irreversible de la visión a corto plazo: cirugías de desprendimiento de retina, oncológicos, glaucomas descontrolados con presiones altas, ROP y emergencias (traumatismos, heridas perforantes, cuerpos extraños intraoculares)

12. Las interconsultas de pacientes hospitalizados se limitarán SOLO a las consultas urgentes. Se contactará telefónicamente con el servicio solicitante para determinar tal condición. Para aquellos no urgentes, se les dará cita para mínimo 14 días después del alta. Y si es necesaria su atención, se realizará en la medida de lo posible en la habitación del paciente con lámpara de hendidura portátil, tonómetros portátiles tipo Perkins, i- Care o Tonopen®, y oftalmoscopio binocular indirecto. Por la proximidad excesiva que se requiere con la tonometría de aplanación tipo Perkins, solo debería emplearse en circunstancias excepcionales que requieran inexorablemente el control de PIO y no se disponga de los otros tipos de tonómetros de contacto portátiles. Por idéntico motivo no se utilizarán oftalmoscopios directos para visualizar el fondo de ojo. Este material será limpiado por el personal tras cada uso.

13. Trasplantes: Los trasplantes merecen una especial consideración, con recomendación de practicar únicamente los de EXTREMA URGENCIA. Respecto a los donantes, sería imprescindible que siguieran las recomendaciones del documento de referencia BV-ES-20200122-5, de 13 de marzo, punto 2 sobre “donación de Tejidos”: “Con respecto a la donación de tejidos, en el momento actual, cualquier caso confirmado de COVID-19 debe descartarse. En el resto de los casos, y siempre que no se disponga de un resultado negativo en las 24 horas previas a la donación, se recomienda que los establecimientos de tejidos realicen el cribado del SARS-CoV-2. Para posibilitar la realización del cribado en el establecimiento de tejidos, se deben obtener y enviar al mismo las mismas muestras que se obtendrían para el cribado de donantes de órganos (si es posible, muestra del tracto aéreo superior). El resultado positivo o no concluyente descarta la donación de tejidos.“

B) RECOMENDACIONES SOBRE ACTIVIDAD ASISTENCIAL URGENTE:

B.1) Pacientes No confirmados (por test SARS-CoV-2) asintomáticos y sintomático: 

Considerar TODOS los casos como potencialmente contagiosos y aplicar todas las acciones propuestas y recomendaciones generales indicadas más arriba.

Además, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Utilizar pantallas plásticas protectoras o de metacrilato en las lámparas de hendidura. Dada la persistencia del virus en plásticos, debería ser limpiada con algún desinfectante, como alcohol, por ambas caras tras cada uso.

2. Se limitarán las exploraciones al mínimo de lo posible.

3. Instrucción expresa de hablar lo mínimo posible (tanto paciente como oftalmólogo) durante el procedimiento, especialmente en la lámpara de hendidura. Guardar en lo posible la distancia de seguridad.

4. Instrucción expresa para el paciente de tocar lo mínimo posible el material de consulta (lámpara de hendidura, etc.). En el caso de niños advertir a los padres para que no lo hagan.

5. No utilizar oclusores ni estenopeicos para la toma de AV.

6. Tonometría: No se realizarán neumotonometrías. Se recomienda el uso de dispositivos que permitan el uso de terminales o protectores desechables (Tonopen, i-Care, Goldmann). Si no se dispone de terminales desechables utilizar los métodos de desinfección recomendados para cada dispositivo. No deben emplearse tonómetros de tipo Perkins dada la extremada cercanía a los pacientes que dicha técnica conlleva, salvo los casos indicados en punto 12 de las recomendaciones generales.

7. Evitar procedimientos diagnósticos que requieran contacto con la córnea. En los casos completamente imprescindibles se desinfectarán siguiendo las instrucciones de los Servicios de medicina preventiva.

8. Las gotas se instilarán con guantes. Se utilizarán preferentemente colirios monodosis. Los colirios multidosis se desecharán por cada paciente.

9. Se limitarán las cirugías con anestesia general a las estrictamente necesarias urgentes y preferentes: desprendimiento de retina, VPP en endoftalmitis, glaucoma urgente, perforaciones oculares, etc.

10. Evitar exploraciones de vías lagrimales salvo que sea estrictamente necesario.

B.2) Pacientes Confirmados (test SARS-CoV-2 positivo): 

1. No deben ser atendidos por el oftalmólogo hasta que sean evaluados en el Servicio de Urgencias según protocolo de cada centro.

a. Centros periféricos: Estos pacientes deberán ser remitidos a hospitales públicos de referencia y atendidos en las áreas específicas destinadas a tal fin y con todas las protecciones EPI utilizadas por personal adiestrado en el uso de tales medidas.

b. Centros hospitalarios de referencia: Se habilitarán las consultas específicas para su atención3 en la que se utilizarán las medidas específicas con los equipos de protección individual completos (mascarillas FFP3, guantes, calzas, gorros, bata impermeable y gafas) según Servicio de Medicina Preventiva de cada centro.

2. Los colirios multidosis utilizados durante su atención serán desechados.

3. Se debe tener especial cuidado en caso de conjuntivitis, evitando contacto con la mucosa conjuntival y secreciones.

ANEXO 1

Referencias Bibliográficas:

(1) Spreading SARS-CoV-2 through ocular fluids; Robin E. Ferner, Philip I. Murray, Jeffrey K. Aronson; Oxford COVID-19 Evidence Service Team Centre for Evidence-Based Medicine, Nuffield Department of Primary Care Health Sciences University of Oxford

(2) Shibo Jiang, Lu Lu, Qi Liu, Wei Xu & Lanying Du (2012) Receptor-binding domains of spike proteins of emerging or re-emerging viruses as targets for development of antiviral vaccines, Emerging Microbes & Infections, 1:1, 1-8, DOI: 10.1038/emi.2012.1

(3) Hoffmann et al., SARS-CoV-2 Cell Entry Depends on ACE2 and TMPRSS2 and Is Blocked by a Clinically Proven Protease Inhibitor, Cell (2020), https://doi.org/10.1016/j.cell.2020.02.052

(4) Zou, X., Chen, K., Zou, J. et al. Single-cell RNA-seq data analysis on the receptor ACE2 expression reveals the potential risk of different human organs vulnerable to 2019-nCoV infection. Front. Med. (2020). https://doi.org/10.1007/s11684-020-0754-0

(5) Wang W, Xu Y, Gao R, et al. Detection of SARS-CoV-2 in Different Types of Clinical Specimens. JAMA. Published online March 11, 2020. doi:10.1001/jama.2020.3786

(6) Choudhary R, Kapoor MS, Singh A, Bodakhe SH. Therapeutic targets of renin-angiotensin system in ocular disorders. J Curr Ophthalmol. 2016;29(1):7–16. Published 2016 Oct 20. doi:10.1016/j.joco.2016.09.009

(7) Belser JA, Rota PA, Tumpey TM. Ocular tropism of respiratory viruses. Microbiol Mol Biol Rev. 2013;77(1):144–156. doi:10.1128/MMBR.00058-12

(8) Vabret A, Mourez T, Dina J, van der Hoek L, Gouarin S, Petitjean J, et al. Human Coronavirus NL63, France. Emerg Infect Dis. 2005;11(8):1225-1229. https://dx.doi.org/10.3201/eid1108.050110

(9) Qing H, Li Z, Yang Z, et al. The possibility of COVID-19 transmission from eye to nose [published online ahead of print, 2020 Mar 18]. Acta Ophthalmol. 2020;10.1111/aos.14412. doi:10.1111/aos.14412

(10) Chan WM, Yuen KSC, Fan DSP, et al Tears and conjunctival scrapings for coronavirus in patients with SARS British Journal of Ophthalmology 2004;88:968-969.

(11) Loon S, Teoh SCB, Oon LLE, et al The severe acute respiratory syndrome coronavirus in tears British Journal of Ophthalmology 2004;88:861-863.

(12) Yunyun Zhou, Yuyang Zeng, Yongqing Tong, ChangZheng Chen. Ophthalmologic evidence against the interpersonal transmission of 2019 novel coronavirus through conjunctiva. medRxiv 2020.02.11.20021956; doi: https://doi.org/10.1101/2020.02.11.20021956

(13) Xia, J, Tong, J, Liu, M, Shen, Y, Guo, D. Evaluation of coronavirus in tears and conjunctival secretions of patients with SARS‐CoV‐2 infection. J Med Virol. 2020; 1– 6. https://doi.org/10.1002/jmv.25725

(14) Cheng-wei Lu, Xiu-fen Liu, Zhi-fang Jia. 2019-nCoV transmission through the ocular surface must not be ignored. The Lancet, Volume 395, Issue 10224, e39

(15) van der Hoek L, Pyrc K, Jebbink MF, et al. Identification of a new human coronavirus. Nat Med. 2004;10(4):368–373. doi:10.1038/nm1024

(16) Vabret A, Mourez T, Dina J, van der Hoek L, Gouarin S, Petitjean J, et al. Human Coronavirus NL63, France. Emerg Infect Dis. 2005;11(8):1225-1229. https://dx.doi.org/10.3201/eid1108.050110

(17) Noorwali AA, Turkistani AM, Asiri SI, et al. Descriptive epidemiology and characteristics of confirmed cases of Middle East respiratory syndrome coronavirus infection in the Makkah Region of Saudi Arabia, March to June 2014. Ann Saudi Med. 2015;35(3):203–209.doi:10.5144/0256-4947.2015.203

(18) Europe’s Doctors Repeat Errors Made in Wuhan, China Medics Say. Bloomberg News.17 de marzo de 2020. https://bloom.bg/2UmhFFG

(19) Important coronavirus updates for ophthalmologists. American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/headline/alert-important- coronavirus-context

(20) Li J-PO, Lam DSC, Chen Y, et al. Br J Ophthalmol 2020;104:297–298.
 Published Online First 13 February 2020

(21) Peng, Y. and Zhou, Y.‐H. (2020), Is novel coronavirus disease (COVID‐19) transmitted through conjunctiva?. J Med Virol. doi:10.1002/jmv.25753

(22) Yu Jun IS, Anderson DE, Zheng Kang AE, Wang L-F, Rao P, Young BE, Lye DC, Agrawal R, Assessing Viral Shedding and Infectivity of Tears in Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Patients, Ophthalmology (2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.ophtha.2020.03.026.

(23) Recomendaciones para la atención a Pacientes oftalmológicos en relación con emergencia COVID-19. Sociedades Oftalmológicas Españolas. https://www.oftalmoseo.com/documentacion/ comunicado_conjunto_oftalmologia_covid19.pdf

(8/44) #QvisionIHCConceptosClave: Los efectos de los tratamientos deben evaluarse con comparaciones justas

“Los Efectos de los Tratamientos Deben evaluarse con Comparaciones justas” es título del octavo concepto de la serie #QvisionIHCConceptosClave del que hablaremos en esta ocasión. Si no se hacen comparaciones, simplemente no podemos evaluar si un tratamiento dado es el «mejor» para una condición. Sin comparaciones, es imposible saber si el efecto observado es debido al tratamiento o a un factor extraño. Básicamente, sin una comparación justa no se puede atribuir los resultados de un tratamiento a ese tratamiento.(1)

Ensayos controlados aleatorios (ECA)

El estudio estándar más reconocido que compara tratamientos de forma rigurosa e intenta controlar todos los factores que pueden influir en el efecto, son los ensayos controlados aleatorios (ECA). Este tipo de estudios experimentales están en la cumbre de la pirámide de la evidencia, por lo que se consideran los estudios con el mejor diseño para llevar a cabo comparaciones justas de tratamientos.(2,3)

Sin título

Figura 1. Nueva pirámide de la evidencia. Fuente: Murad MH et al. Evid Based Med. 2016

En un ECA elegir el tipo de grupo control será fundamental para el éxito de cualquier ensayo que investigue una nueva terapia o intervención. El grupo de control proporciona datos sobre lo que les habría pasado a los participantes si no hubieran sido tratados o hubieran recibido una intervención diferente, además de ayudar a evitar sesgos en la interpretación del efecto del tratamiento.(4)

 Las opciones de grupo control pueden ser:

  1. Grupo control con placebo. Se trata de una intervención simulada que se enmascara como si fuera un tratamiento o intervención activa, pero sin ejercer ningún tipo de efecto en el paciente.
  2. Grupo control con un control histórico. Provenientes de estudios que ya se han realizado publicados en la literatura médica.
  3. Grupo control con controles activos. Es una intervención o tratamiento conocido que ya ha demostrado ser efectivo para tratar la enfermedad en estudio. Entre los controles activos se encuentra el empleo del mejor tratamiento disponible (o tratamiento gold estándar) actualmente para la enfermedad.

Ventajas e inconvenientes de comparativas con los diferentes grupos control

Grupo control con placebo

  • Son útiles para mostrar un mínimo de efecto de un tratamiento sobre una enfermedad o condición, así como la seguridad de una intervención. Su uso está justificado siempre y cuando no exista una intervención probada, o cuando lo ya existente puede inducir un mayor daño en el paciente o ser menos efectivo que un placebo o no recibir ningún tratamiento.
  • Los controles de placebo pueden no ser éticos en algunos casos, ya que según la Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial, establece que “los beneficios, riesgos, cargas y la eficacia de una nueva intervención deben compararse con los de la mejor intervención probada” sobretodo por el hecho de que el paciente reciba forzadamente un tratamiento efectivo para su condición.(5)

Grupo control con controles activos (tratamiento gold estándar)

  • Nos dan información de la máxima eficacia de un tratamiento así como también nos pueden proporcionar información adicional con respecto a sus posibles efectos secundarios.(6) Además, el uso de un grupo de control con la mejor terapia disponible para una condición permite evitar las preocupaciones éticas de no proporcionar tratamiento, como ocurre en los grupo control con placebo.
  • También existen razones para rechazar el uso de controles activos como grupo control en un ECA, a pesar de las recomendaciones de la Asociación Médica Mundial. Por un lado, puede ser que la nueva intervención NO sea superior a la mejor terapia disponible, sin embargo, puede tener ventajas en cuanto a seguridad o tolerabilidad del tratamiento. Por otro lado, si no existe un estudio que compare con un grupo control con placebo, no podemos saber a ciencia cierta si el nuevo tratamiento muestra una eficacia clínicamente significativa por sí sola.(7)

Sin título

Figura 2. Esquema de cómo se distribuye una muestra aleatoria en un ECA a la hora de llevar a cabo comparaciones.

¿Qué tipo de comparaciones son más justas para probar la eficacia de un tratamiento, las realizadas con grupo control placebo o con un grupo activo ((o tratamiento gold estándar)?

La respuesta más acertada sería “depende del objetivo de la investigación de ese tratamiento”, es decir, si lo que se busca es probar si ese tratamiento es seguro y puede inducir una mínima mejora en el paciente frente al no tratamiento, la comparación más justa sería con un placebo. Si lo que realmente se busca es ver cuán efectivo es ese tratamiento frente a los otros disponibles en el mercado, la comparación más justa sería con un control activo (tratamiento gold estándar) ya probado. 

Sin embargo, los estudios no tienen por qué limitarse a realizar comparaciones con un tipo de control u otro. Existen ECA que llevan a cabo las tres intervenciones con objetivo de mostrar la seguridad y total eficacia de los tratamientos, al compararlos con un placebo y con otro tratamiento disponible. Como ejemplo, en oftalmología se ha probado la eficacia de dos tratamientos para la prevención del picor ocular inducido por conjuntivitis alérgicas, frente a un placebo.(8) En este estudio se asignó de forma aleatoria el tratamiento con placebo a un primer grupo, el tratamiento con la solución oftálmica de ketotifeno fumarato al 0,025%, tratamiento del que ya se había probado su eficacia como antihistamínico, estabilizador de mastocitos e inhibidor de eosinófilos, a un segundo, y al tercer grupo el tratamiento con la solución oftálmica nedocromil sódico al 2,0%.

Sus resultados mostraron que ambos tratamientos mostraban ser seguros y eficaces en comparación con el placebo a la hora de disminuir los signos y síntomas de la conjuntivitis alérgica, pero en la comparación entre tratamientos, el ketotifeno fumarato al 0,025% mostró ser más eficaz que el nedocromil sódico al 2,0% en cuanto a la rapidez de acción y en la duración del efecto.

Como resumen de este concepto, podemos afirmar que, sin comparaciones, no se puede saber cuán de efectivo y seguro es un tratamiento. No obstante, no vale cualquier tipo de comparación, es decir, se deben llevar a cabo comparaciones justas sabiendo escoger adecuadamente el grupo control con el que se va a comparar la intervención, teniendo en cuenta que los ensayos controlados con placebo son adecuados cuando no existen otras intervenciones demostradas con las que comparar la nueva intervención, siempre y cuando su uso no exponga a los participantes a un riesgo excesivo de daño; y los ensayos controlados con un grupo activo (o tratamiento gold estándar) mostrarán la auténtica eficacia de esa nueva intervención, garantizando menos conflictos éticos. Además, los investigadores siempre deben considerar como grupos de control las mejores terapias disponibles en la evaluación de una nueva terapia o intervención, pudiendo realizar ECA que contengan tanto un grupo control con placebo como un grupo con control activo (o tratamiento gold estándar).

Texto realizado por: Alicia Sánchez

Bibliografía:

1. Coleman CI, Phung OJ, Cappelleri JC, et al. Use of Mixed Treatment Comparisons in Systematic Reviews [Internet]. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2012. Introduction.1-2.

2. Murad MH, Asi N, Alsawas M, Alahdab F. New evidence pyramid. Evid Based Med. 2016;21(4):125-7.

3. Devereaux PJ, Yusuf S. The evolution of the randomized controlled trial and its role in evidence-based decision making. J Intern Med. 2003;254(2):105-13.

4. Evans SR. Fundamentals of clinical trial design. J Exp Stroke Transl Med. 2010;3(1):19-27.

5. World Medical Association. World Medical Association Declaration of Helsinki: ethical principles for medical research involving human subjects. JAMA. 2013;310(20):2191-4.

6. Castro M. Placebo versus best-available-therapy control group in clinical trials for pharmacologic therapies: which is better? Proc Am Thorac Soc. 2007;4(7):570-3.

7. Lewis JA, Jonsson B , Kreutz G , Sampaio C , Van Zwieten-Boot B. Placebo-controlled trials and the Declaration of Helsinki. Lancet. 2002;359(9314):1337-40.

8. Greiner JV, Minno G. A placebo-controlled comparison of ketotifen fumarate and nedocromil sodium ophthalmic solutions for the prevention of ocular itching with the conjunctival allergen challenge model. Clin Ther. 2003;25(7):1988-2005.